Clínica Souki te presenta su tratamiento estético de bótox

This entry its available for: Inglés

Tratamiento con bótox

En Clínica Souki nos preocupamos tanto de tu imagen bucal como facial. Nuestros grandes profesionales asesoran de manera personalizada a cada cliente para ayudarlo a sentirse seguro y satisfecho. Nuestros tratamientos de bótox (Toxina botulínica) están orientados a conseguir la armonía del rostro obteniendo excelentes resultados en la eliminación de arrugas de expresión en el rostro.

Actualmente tanto hombres como mujeres quieren verse cada día más guapos y atractivos.  La nueva tendencia es empezar a cuidarse desde bien jóvenes para prevenir sobretodo esas arrugas tan indeseadas que van apareciendo con el paso del tiempo sin dejar indiferente a nadie.

Por ello, hoy en día se van creando nuevas técnicas en pro de la belleza y una de las más extendidas y con mayor grado de satisfacción es la toxina botulínica de tipo A, que se utiliza no solamente para  hacer desaparecer una arruga, sino para prevenir la aparición de otras.

Fieles a nuestra filosofía,  en Clínica Souki sabemos lo importante que es sentirse bien por dentro y por fuera.  Con este objetivo nuestros  profesionales se comprometen a cubrir las necesidades funcionales y estéticas de cada paciente que deposita su confianza en nosotros.
Siguiendo esta línea, con nuestros servicios de estética facial de bótox pretendemos eliminar  de forma segura y con mínimas molestias, esas antiestéticas arrugas de expresión, y patas de gallo.
Clínica Souki cuenta con la más avanzada tecnología para lograr resultados impecables en la aplicación del bótox que actúa relajando los músculos que originan las arrugas. Como resultado la piel se vuelva a estirar y de esta manera aparenta estar más joven y fresca.

Tal y como afirma el Dr. Rodrigo Iliou, médico cirujano especialista en medicina estética de Clínica Souki,  “se trata de un tratamiento que se realiza en pocos minutos con una práctica muy segura y cómoda, tanto para el médico que la realiza, como para el paciente que saldrá de la consulta sin ningún tipo de alteración en la zona tratada”.

El efecto del  bótox se consigue mantener por un periodo aproximado de 4 a 6 meses, periodo después del cual se podrá volver a infiltrar en la zona tratada para seguir conservando los mismos efectos que al inicio.
Al margen de la estética, el tratamiento de bótox también lo recomendamos para controlar los casos de sudoración excesiva (hiperhidrosis).
Con la máxima cualificación y rigor profesional de nuestro equipo médico, en Clínica Souki le orientamos hacia el tratamiento que más se adapte a sus necesidades sin tener que pasar por un quirófano y siempre en un ambiente relajante y muy placentero.

Publicado por: admin Con fecha: noviembre 14th, 2011

Deja un comentario